Que pasa si

¿Qué pasa si quedo cesante?

Si eres un trabajador/a dependiente, regido por el Código del Trabajo y con contrato indefinido, quiere decir que has pagado mensualmente una cotización que se ha ido acumulando en una Cuenta Individual de Cesantía (CIC). Esos aportes son de cargo del empleador, en un 2,4%, y del trabajador/a, en un 0,6%. En cambio, si tu contrato es a plazo fijo, tu empleador es quien asume la cotización del 3% total.

Tu Cuenta Individual es gestionada por la Administradora de Fondos de Cesantía (AFC), que invierte esos recursos en diversos instrumentos financieros. Adicionalmente, el Estado y tu empleador realizan aportes al Fondo de Cesantía Solidario (FCS). Ahora bien, si dejas de trabajar, sea por despido o renuncia, recibirás un monto en dinero en cantidades y por el tiempo que determina la Ley. Este beneficio es con cargo a tu cuenta individual y/o al Fondo de Cesantía Solidario y busca garantizar la continuidad de ingresos. Esto es lo que se llama el Seguro de Cesantía.

Durante la vigencia del Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe estará operando la Ley de Protección de Empleo, que busca proteger la fuente laboral de los trabajadores, permitiéndoles acceder a las prestaciones del Seguro de Cesantía en caso de suspensión del contrato de trabajo por acto de autoridad (cuarentena); acordar con el empleador la suspensión del contrato; pactar la reducción temporal de la jornada laboral. En ChileAtiende puedes encontrar información al respecto.