Que pasa si

¿Qué pasa si nunca coticé o, si bien lo hice, el monto de mi pensión es insuficiente?

Para las personas que nunca cotizaron en ningún régimen, o que sí lo hicieron pero ese ahorro financia bajas pensiones, existe el Pilar Solidario, un mecanismo financiado por el Estado que tiene dos beneficios: la Pensión Básica Solidaria y el Aporte Previsional Solidario. En ambos casos se otorga por vejez e invalidez. En este último caso, la invalidez debe ser declarada por una Comisión Médica de la Superintendencia de Pensiones.

  • Pensión Básica Solidaria: es un beneficio monetario, financiado por el Estado, dirigido a hombres y mujeres mayores de 65 años que no tienen derecho a una pensión en ningún régimen previsional y que pertenecen al 60% más vulnerable de la población. Se entrega por vejez e invalidez. El valor de la Pensión Básica Solidaria tendrá un aumento de 50%, en relación a los $110.201 que tenía en 2019. El alza se aplicará gradualmente hasta 2022.
  • Aporte Previsional Solidario: es un beneficio monetario financiado por el Estado que busca complementar pensiones de bajo monto. Este beneficio es para personas pertenecientes al 60% más vulnerable de la población y tiene dos modalidades: vejez e invalidez. El Aporte Previsional Solidario de vejez es para pensionados mayores de 65 años, mientras que el de invalidez es para personas de entre 18 y 65 años que tengan algún grado de discapacidad, declarada por una Comisión Médica de la Superintendencia de Pensiones, que tengan una pensión de invalidez. El monto del Aporte Previsional Solidario tendrá un alza gradual, entre 2019 y 2022, que en promedio ascenderá a 34%.