Que pasa si

¿Qué pasa si me cambio de AFP?

En cualquier momento te puedes cambiar y elegir entre las siete AFP que actualmente operan en la industria. Salir de una AFP para ingresar a otra implica que el total del ahorro que has acumulado hasta ese momento se traspasa a la nueva AFP que escojas. Este trámite no tiene costo para ti.

La excepción es para los trabajadores que recién se incorporan al mercado laboral. La ley estipula que ellos ingresarán directamente a la AFP que se haya adjudicado, mediante licitación, a los nuevos cotizantes; o bien, si dicho concurso se declara desierto, a la AFP con la menor comisión. Así, porque no da lo mismo en qué AFP estás, debes escoger informado y considerando variables como:

  • Rentabilidad: cada AFP obtiene distintas rentabilidades para los multifondos que administra. Una rentabilidad mayor significa que tus ahorros crecen más.
  • Comisión: las AFP pueden cobrar una comisión por administrar los ahorros de los trabajadores, la que es fijada libremente por cada una. Por lo tanto, hay AFP más económicas que otras y tú puedes escoger.
  • Calidad del servicio: considerar elementos como información que la AFP entrega a sus afiliados; red de sucursales; o que su web sea completa y amistosa, entre otros.