Que pasa si

¿Qué pasa si me cambio de AFP?

Lo primero que debes saber es que este trámite no tiene costo para ti. En cualquier momento te puedes cambiar y elegir entre las siete AFP que actualmente operan en el país. De cambiarte, el total de tu ahorro acumulado se traspasa a la AFP que escojas.

Ahora bien, la excepción es para los trabajadores/as que recién se incorporan al mercado laboral. La ley estipula que ellos ingresarán directamente a la AFP que gane una licitación realizada al efecto, debiendo permanecer en ella por un mínimo de dos años. Posterior a ello podrán cambiarse a la AFP de su elección.

Si la licitación es declarada desierta, los nuevos afiliados entrarán a aquella que cobre la menor comisión del mercado, no estando obligados a un tiempo de permanencia. En cualquier caso, tanto a través de licitación o no, esos afiliados pagarán la comisión más baja.

¿Cómo escoger una AFP?

No da lo mismo en qué AFP estás. Debes escoger informado y considerando variables como:

  • Rentabilidad: cada AFP obtiene distintas rentabilidades para los multifondos que administra. Una rentabilidad mayor significa que tus ahorros crecen más.
  • Comisión: las AFP pueden cobrar una comisión por administrar los ahorros de los trabajadores, la que es fijada libremente por cada una. Por lo tanto, hay AFP más económicas que otras y tú puedes escoger.
  • Calidad del servicio: considerar elementos como información que la AFP entrega a sus afiliados; red de sucursales; o que su web sea completa y amigable, entre otros.

¿Puedo cotizar para pensión si no tengo un contrato laboral ni emito boletas de honorarios?

Sí, puedes hacerlo de manera voluntaria, pues la ley no te obliga a cotizar como sí lo hace con los trabajadores/as dependientes o independientes a honorarios. Si decides cotizar voluntariamente puedes hacerlo de dos formas. Una es como voluntario no remunerado, una figura bajo la cual sólo cotizas para AFP y el Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS) y que puede ser usada, por ejemplo, por estudiantes o dueñas/os de casa. La otra alternativa es hacerlo como independiente voluntario, y bajo esa fórmula cotizarás, además de AFP y SIS, para salud común y el Seguro de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales.

Soy trabajador independiente que emite boletas de honorarios. ¿Debo cotizar para pensiones?

Sí, debes cotizar y no sólo para pensiones; también para los regímenes del Seguro de Invalidez y Sobrevivencia, el Seguro de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales, la Ley Sanna y salud común.

La Ley que incorporó, con gradualidad, a los trabajadores independientes que emiten boletas de honorarios a la obligación de cotizar para los regímenes previsionales, establece que el pago respectivo se efectúa en abril de cada año, en la Operación Renta. En el caso de estos trabajadores, el financiamiento de las cotizaciones es personal y se efectúa con cargo a la retención tributaria que realiza el Servicio de Impuestos Internos (SII), que asciende al 10% del monto de las boletas emitidas el año anterior, porcentaje que ascenderá gradualmente, hasta 2028, a 17%.

Esta Ley, que entró en vigor en 2019, implica un importante cambio, pues se cotiza una vez al año, adquiriendo cobertura para los 12 meses siguientes a la Operación Renta. Por ejemplo, en la Operación Renta de abril de 2020 se cotizó por las boletas emitidas el año anterior, en tanto que la cobertura obtenida es para el período que va entre julio de 2020 y junio de 2021. (Más información en https://www.leyhonorarios.cl/)

¿Cómo puedo construir una mejor pensión a futuro?

El 10% es insuficiente para construir una buena pensión. ¿Por qué? Hoy los chilenos vivimos más que antes y, aunque esa es una buena noticia, tiene un efecto en materia de pensiones, pues el 10% ahorrado debe ser distribuido en más años de vida, con lo que el monto se hace insuficiente. Por eso se recomienda:

  • Ahorro en forma temprana: los ahorros que se realizan entre los 25 y 35 años constituyen el 40% de tu fondo de pensiones final. Por ello, mientras antes comiences, mejor será.
  • Ahorro acumulado: si es posible, ahorrar en forma complementaria al 10%. Esto incrementa el monto de la pensión. Para eso existen instrumentos de Ahorro Previsional Voluntario, que puede ser individual o colectivo (APV o APVC); la Cuenta 2; o los Depósitos Convenidos, los que tienen beneficios tributarios que aumentan el monto de tu ahorro.
  • Edad de pensión: en la medida de lo posible, retrasar la edad de pensión. Por cada año que se pospone la jubilación se incrementa la pensión en 8%.

¿Qué son los multifondos que administran las AFP?

Te lo explicamos. Los afiliados al sistema, tú entre ellos, pueden tomar algunas decisiones sobre sus ahorros. Una es elegir el nivel de riesgo con que la AFP invierte tu dinero. Para eso existen cinco fondos que se diferencian, precisamente, por ser más riesgosas (los fondos A y B), de riesgo intermedio (el C), o más conservadores (D y E).

Tú puedes distribuir tus ahorros hasta en dos de esos cinco fondos. Por ejemplo, la mitad en el A y la otra mitad en el C. Si no eliges, el sistema te asigna por defecto a un fondo según tu edad. Ahora bien, para decidir eso no es necesario que seas un experto en economía, pero sí debes conocer tu perfil de riesgo. Esto implica tener en cuenta tu edad, pues mientras más joven eres, más tiempo tienes para que tus ahorros acumulen ganancias invirtiendo en los fondos más riesgosos, y en caso de una eventual caída, también habrá tiempo para una recuperación. Sin embargo, cuando estás en torno a los 45, debes pensar en comenzar a migrar a fondos de riesgo intermedio o bajo.

A partir de los 56 años, en el caso de los hombres y de los 51 años en el caso de las mujeres, esos afiliados no podrán destinar sus ahorros previsionales al Fondo A (más riesgoso)

¿Qué pasa con mi ahorro en la AFP si muero antes de haberme pensionado?

Los ahorros que haces en tu AFP son de tu propiedad. Si esto ocurre, tu ahorro puede tener dos destinos. Uno es que el dinero acumulado dé origen a una Pensión de Sobrevivencia para beneficiarios como tu cónyuge; conviviente civil; hijos menores de 18 años o de hasta de 24 años si estudian; padre o madre de hijos de filiación no matrimonial; o, eventualmente, los padres del afiliado fallecido, entre otros. El segundo posible destino es, en caso de no existir beneficiarios de Pensión de Sobrevivencia, esos dineros constituyen herencia para tus familiares.

¿Qué pasa si mi AFP quiebra?

Si la AFP a la que estás afiliado quiebra, tus ahorros previsionales están protegidos. La ley separa el dinero de los trabajadores/as de aquel que es propio de las AFP. De hecho, si se da una quiebra puedes traspasar tu plata a la AFP que elijas. Y si no ejerces ese derecho, la Superintendencia de Pensiones lo hará por ti, conservando tu distribución en los multifondos.

¿El 10% que yo aporto se lo quedan las AFP?

No. Ese dinero es tuyo y todo lo que ahorres con tu 10% es para financiar tu pensión. El 10% que se te descuenta en la liquidación de sueldo es depositado en tu Cuenta de Capitalización Individual para la vejez, que es administrada por tu AFP. Luego, la AFP invierte ese ahorro con la misión de hacerlo crecer. Eso es lo que se llama rentabilidad. La rentabilidad puede ser positiva, lo que implica un crecimiento de tus ahorros, o negativa, lo que conlleva una pérdida de los mismos. La suma de tus aportes mensuales y su rentabilidad conforman tu ahorro para tu futura pensión.

¿Qué fracción de mi sueldo ahorro para mi pensión?

Cada mes ahorras el 10% de tu remuneración imponible en la Cuenta de Capitalización Individual que mantienes en tu AFP. Hacer ese ahorro es lo que se denomina cotización obligatoria. La AFP, a su vez, cobra una comisión por administrar esa cuenta (recaudar las cotizaciones, gestionar la cuenta e invertir los recursos). Esa comisión equivale a un porcentaje de tu remuneración imponible , el que es fijado libremente por cada AFP y que hoy oscila entre 0,69% y 1,45% (ver tabla inferior).

A continuación, te mostramos lo que una persona con una renta imponible de $ 500.000 ahorra para su pensión y lo que paga de comisión a la AFP.